Pimpers Paradise

Be-

Ω Δ

Toda vida comienza en el plano que tu mente te ha impuesto creer o sustentar, yo comencé aquí, donde las respiraciones de cada parte del cuerpo hacia presencia de su poder  por que nada limitaba el sentir, el explotar, una acumulación de orgasmos repetidamente en una infinidad.

Sumergirse a sus ojos se torno en una bufanda brillante entre la noche, se hacia notar un color Naranja tan brillante que asemejaba ser fosforescente, las palabras fueron sencillas como ser un profesional sofisticado al amor.

¿ Quien no podría hablar de ello en cierta admiración ?
– Calladas eran las palabras por que no tenían un sentido de coherencia y tampoco hilaban ninguna concordancia con las alucinaciones que desarrollaban mis propias células al estar frente de ti, por que cada movimiento reflejaba fragilidad y un sentido de protección que solo cualquier macho alfa se podría adjudicar, pero eso no era lo impresionante, por que lo increíble fue que en ese momento no existía nadie mas fuerte y mejor que nadie, por que solo eras tu y yo en una sublime igualdad.

Es aquel momento tan desconcertarte, tan extremo que no se siente, que no define un dolor o un sabor, por que estas hipnotizado ante la magia de cada momento en el trayecto del tiempo y de pronto un suspiro te vuelve a casa y recuerdas cuan humano eres y regresas al plano real, al mundo de las guerras, la mundo de las batallas interminables de la vanidad y es ahí donde te detienes y no quisieras volver aquí jamas, es increíble como un ser puede transportarte por milésimas de segundos a los planos más increíbles del mismo universo, como es posible que tanta energía emanada provoque tanta locura en otro ser y aún me pregunto: ¿ Que acaso nadie lo ha podido sentir ?, ¿ Que acaso soy tan especial que lo he podido vivir ? o será que solo yo tuve la oportunidad de danzar en el ambiente energético de un ángel como ella.

No hemos terminado aquellos trazos del futuro, por que aún te sigo contando como fue que desde que tu tiempo se cruzo al mio, como fue que comprendimos como puedes inhalar el ultimo suspiro de alguien que duerme de tu lado después de navegar en su cuerpo guiado por sus insaciables pensamientos más elevados y en ese instante vuelves al mundo terrenal te transformas y te consume el ego y gritas en exhalaciones energéticas que tu “me perteneces”; y como sigo siendo un ser humano digo aún que tu “me perteneces”.

Sigamos en un circulo, dando giros juntos traspasando los planos tan diferentes en los que nos encontramos, por que me escuchas, me sientes, por que aun estamos presentes en una danza al estilo Pimpers Paradise.

Aqui / Ahora.

Madoxx Aleph